Saltar al contenido

¿Qué pasa si quiero perder peso con gimnasia pasiva?

diciembre 27, 2017
Electroestimulación

¿Perder peso sin hacer ejercicio? ¿Utopía o realidad? En el artículo de hoy vamos a hacer una investigación profunda sobre esta nueva modalidad de ejercicio, la gimnasia pasiva.

¿Qué es la gimnasia pasiva?

La gimnasia o ejercicio pasivo nace de la idea de ejercitar músculos/articulaciones durante una rehabilitación en la cual el músculo o zona en cuestión tiene dificultad a la hora de realizar movimientos. Para ello la ciencia en todo su esplendor inventó la gimnasia pasiva.

Métodos de gimnasia pasiva

  • Electroestimulación: Mediante el uso de electrodos se aplican pequeñas descargas eléctricas en los músculos a querer ejercitar.
  • Estimulación manual: Mediante fisioterapeutas que mueven manualmente las zonas de nuestro cuerpo que deseamos rehabilitar.
  • Estimulación mecánica: Mediante camas de rehabilitación que provocan movimientos armónicos en la zona deseada, normalmente piernas, y caderas. Este tipo de camas se encuentra en sitios especializados de rehabilitación. No suelen estar al alcance de cualquier bolsillo.

Este artículo se centrará en la electroestimulación. Una moda entre personas que no quieren sudar, sufrir o por falta de tiempo y vida muy ajetreada necesitan hacer deporte pero no encuentran ocasión.



Electroestimulación como método de tonificación y pérdida de peso

Cómo ya se ha dicho en el artículo, la electroestimulación nace para rehabilitar músculos que no pueden ser ejercitados por diversas causas, lesiones o incapacidades físicas. Esta tecnología no nació para perder peso de manera “gratuita” ni para perder peso de manera mágica, sino que fue después de usarla con fines terapéuticos cuando los profesionales decidieron darle un uso distinto: fitness, estética y sustitución del ejercicio tradicional, aquel que cuesta tiempo, esfuerzo y sudor.

¿Es efectiva la gimnasia pasiva para perder peso?

Adelgazar es frecuentemente sinónimo de dieta + ejercicio. Si seguimos una dieta equilibrada y con ejercicio regular obtendremos sin duda alguna resultados a la vista en un espacio de tiempo razonable. El problema viene cuando nos rendimos en la primera semana o incluso primer mes. Es ahí cuando decidimos buscar en Google “perder peso”, o “perder peso fácilmente” o incluso “perder peso sin dieta ni ejercicio” (soñar es gratis).

Entre los resultados de esas búsquedas tenemos cientos de pastillas milagrosas, cientos de libros con métodos y cientos de aparatos de electroestimulación.

No conozco todos los libros ni todas las pastillas que se venden en la red, pero es muy probable que el 90% de ellos sean de dudosa calidad y de bajo respaldo científico.

Vayamos a los aparatos de electroestimulación (electroestimulador muscular). Estos electroestimuladores no son más que baterías conectadas a electrodos que a su vez, se pegan a zonas predefinidas de nuestro cuerpo. Estos electrodos simulan la llegada de señales eléctricas desde nuestro cerebro al músculo y provocan la contracción y dilatación de los mismos, generando así un una simulación completa de ejercicio. ¿Realmente funciona? Lo cierto es que no existen estudios realmente concluyentes ni para bien ni para mal.

Ventajas de la gimnasia pasiva con electroestimulacion

Las ventajas de la gimnasia pasiva como ya se ha dicho, son las de rehabilitar músculos por lesiones. Si se desea hacer gimnasia pasiva con electroestimulación, lo ideal es acompañarla de ejercicio tradicional junto con dieta y con este método de combinar los dos tipos de gimnasia si que podríamos ver mejoras o al menos una mayor rapidez en alcanzar resultados deseados, la combinación de todo estas técnicas es llamada “electrofitness“, usada en algunos gimnasios para dar un mejor y más completo servicio.

Los resultados simplemente serían los de unos músculos más tonificados, pero si sólo queremos usar la gimnasia pasiva como sustituto de la gimnasia tradicional entonces no vamos a ejercitar nuestro corazón. Por tanto,  el ejercicio que fomenta el trabajo de nuestro corazón es también importante y no tenemos que prescindir de él o tendremos problemas cardiovasculares, y el día que necesitemos dar una carrera por cualquier motivo, acabaremos ahogados 😉

Desventajas de la gimnasia pasiva por electroestimulación

Las desventajas son varias, como por ejemplo que sólo con la electroestimulación no vamos a perder peso. Quizás tampoco estés al tanto de que la electroestimulación es algo dolorosa y puede resultar incómoda si se aplican voltajes altos o en zonas de sensibilidad elevada. Por otro lado el precio de los electroestimuladores musculares es algo elevado, y su abanico de precios va desde los 50 euros los más básicos hasta los 500 los más complejos.

Recomendaciones en la compra

Según hemos entendido no todos los electroestimuladores poseen la misma intensidad ni tampoco usan el mismo tipo de “onda” para generar los impulsos eléctricos, y es por ello que los terapeutas más entendidos recomiendan el modelo: Compex FIT 3.0. – Electroestimulador

Conclusiones

Entendemos que la electroestimulación funciona siempre y cuando sea un complemento en tu ejercicio tradicional, ya que ayuda a una tonificación muscular acelerada siempre y cuando se realice bajo los especificaciones de la marca, o bajo los consejos de un fisioterapeuta profesional. Así que, no intentes perder peso sólo confiando en un electroestimulador muscular, cúrratelo un poco más (yendo a un gimnasio a ser posible) porque todo lo que está en juego es simple y llanamente tu salud y bienestar.